Actividad lúdica: “¿Quién es quién?”

Objetivos:

  1. Estimular la curiosidad y la comunicación.
  2. Aprender vocabulario.
  3. Reforzar la autoestima de los alumnos.

Desarrollo:

Decimos a los estudiantes que escriban en un papel 3 cualidades personales sobre sí mismos. Puede introducirse la clase recordando vocabulario sobre el tema.

  • Un atributo físico (ej: moreno, alto, pecoso, barbudo, menuda, pelirroja, de nariz respingona…).
  • Una cualidad de su carácter (ej.: alegre, espontánea, creativo, optimista, gracioso, valiente…)
  • Una cualidad que exprese cómo te ven los demás -según tú- (ej.: divertido, tímido, sociable, líder…)

Los papeles no tienen nombre. Se recogen todos y luego se van abriendo uno a uno.

“Morena-tímida-empollona”

quién es quién

¿Quién es?

Quien crea adivinarlo dirá el nombre de una compañera: “Yo creo que es Janine”. Una vez que alguien haya acertado con la persona de que se trata, pedimos a los estudiantes que digan una cualidad positiva de esa persona. Así cada uno se llevará un montón de valoraciones positivas del resto de compañeros: “Janine es muy buena amiga. Es responsable. Me ayuda siempre que se lo pido. Su ropa es original y divertida. Le gustan mucho los animales”.

Por supuesto, todo debe hacerse desde el respeto a los demás y, aunque se acepte el lenguaje coloquial, en ningún caso se permitirá un lenguaje grosero o falto de respeto.

Variante: decir a los estudiantes que se presenten y se describan, agregando una mentira. Los demás compañeros deberán detectar el dato falso y obtendrán puntos por cada acierto. Esto, además, les da un objetivo de escucha a quienes no están hablando.

 

“Enseñar es emocionar”

Anuncios